MªJosé Bermúdez, clienta de Balzar Arquitectos

«Ver el antes y el después ha sido como magia. En todo momento nos hemos sentido muy arropados, pues ellos tenían todos los detalles bajo control.

 

Hemos conseguido disfrutar de algo que normalmente puede ser una pesadilla: Una reforma».