house in moraira

moraira

2019

Una parcela con un fuerte desnivel, una vista espléndida hacia el mar mediterráneo y un territorio de montaña transformado mediante bancales para cultivo, constituyen el contexto geográfico sobre el que se asienta esta casa.

 

El proyecto se configura a través de dos plataformas y cuatro vacíos.

 

Las plataformas responden a la idea de los bancales del entorno, convirtiéndose en una suerte de miradores, haciendo del proyecto una auténtica “casa mirador”. Consiguen reducir la escala de la vivienda, favoreciendo la sensación de tener una sola planta y minimizando el impacto visual sobre la montaña. La topografía permanece inalterada. La arquitectura se encaja en ella, respetándola y poniéndola en valor.

 

Los vacíos hacen referencia a los patios, tan propios de nuestro clima mediterráneo. Resuelven oportunamente la transición entre el interior y el exterior, a la vez que se convierten en un colchón térmico que refrescará las estancias interiores.

 

El esquema en simetría muestra la voluntad de la casa de superar el paso del tiempo. De no quedar obsoleta. Una composición clásica, resuelta en esta vivienda de una forma absolutamente contemporánea.

 

Y por último, la búsqueda de la belleza. La casa trata de ser un lugar maravilloso, que mejore la vida de las personas y contribuya a crear un mundo mejor.

back